Cadena perpetua para el hombre que empujaba a la gente a las vías del metro.

El hombre (Paul Crossley, de 47 años) acusado de empujar a un pobre anciano de 91 años a las vías del metro, ha sido condenado en Londres a cadena perpetua por los cargos de intento de asesinato.

Las imágenes de las cámaras de seguridad mostraron que Crossley intentó empujar a un hombre de 23 años a las vías, sin éxito, en la estación de Tottenham Court Road en el centro de Londres el 27 de abril del año pasado.

Crossley entonces viajó un par de paradas hasta la estación de Marble Arch. Allí, empujó a un anciano que sufría múltiples fracturas de pelvis y un grave corte al caer de cabeza sobre las vías.