La ballena hallada muerta en las costas de Filipinas, tenia en el estomago 40 kilos de plásticos.

Una ballena picuda, flotaba cerca de la orilla en la costa del Valle de Compostela, cuando las autoridades ambientales llegaron, la ballena ya había muerto.

Se realizó una necropsia a la ballena para averiguar la causa de la muerte, fueron recuperadas del interior de la ballena 16 sacos de arroz, cuatro bolsas de plástico usadas en plantaciones de banano, múltiples bolsas de compras, y cientos de otras pequeñas piezas de empaque de plástico. Un total de 40 kilos de materiales plásticos, que fueron los causantes de la muerte del animal.

Darrel Blatchley biólogo marino estadounidense encargado de la necropsia dijo:

«Encontrar a la ballena así fue trágico. Es tan triste ver el efecto que los humanos están teniendo en la vida marina. Esta ballena tenía la mayor cantidad de plástico que hemos visto en una ballena. Es asqueroso. El gobierno debe tomar medidas contra los que siguen tratando las vías fluviales y el océano como basureros»