Atropellado por una hormigonera.

Nunca debes colocarte en un punto muerto donde el conductor (en este caso de una pesada hormigonera) no te ve. La verdad es que el pobre atropellado ha tenido mucha suerte, ha salido vivo después de que un camión le pase por encima.