Clienta destroza el local al no conseguir un McFlurry.

Esta cliente de una conocida hamburguesería, entra en cólera cuando no consigue un McFlurry y se dedica a insultar a los empleados y a destrozar todo el restaurante.