Conductor intenta agredir a un guardia y se lleva gas pimienta.

Ha ocurrido a las puertas de un Hospital, el conductor intenta acceder con el coche pero los dos guardias de seguridad no se lo permiten por algún motivo. El conductor se va cabreando, pero si nos fijamos el guardia mantiene una calma asombrosa, y es que guarda un as bajo la manga.