La broma de la serpiente.

Nada mejor para un día en el campo con los amigos, que llevarte una serpiente de mentira y hacer a alguno de los colegas esta divertida broma. Eso si, asegúrate que tu amigo no tiene problemas de corazón, una cosa así te puede llevar al otro barrio.