La policía detiene a un activista y casi lo atropella con el coche policial.

Como vas a ver en el vídeo, la policía ha detenido a uno de los principales activistas en una manifestación. Lo inmovilizan en el suelo, pero justo debajo de las ruedas del furgón policial.
Lo que ocurre después es un milagro, el furgón arranca y por poco pasa por encima de la cabeza del detenido.