Roba una tienda con una bolsa en la cabeza.

Este ladrón entra en esta tienda tapándose la cabeza con una bolsa, esta claro que no lleva buenas intenciones. Lo curioso del asunto es que a mitad del robo, se quita la bolsa para que echen el dinero en ella y deja su cara al descubierto ante las cámaras y los testigos.