Se pone a hacer imprudencias con la bicicleta y termina estrellándose contra un coche.

El vídeo dura muy poco pero deja claro que al protagonista no le deben quedar neuronas vivas. Como vas a ver se dedica a hacer el tonto con la bicicleta en la carretera y en sentido contrario a los coches. Si bien el primer camión lo logra esquivar por los pelos, el siguiente coche no tiene tanta suerte.