Una pelea en la piscina cubierta hace volar las sillas.

No sabemos el detonante de la pelea, pero si podemos ver en el vídeo que un grupo de guardias de seguridad intenta, con poco éxito, controlar a unos tipos que utilizan las sillas para golpear a todo el que se pone a tiro.